martes, 20 de mayo de 2008

Devoluciones y mosqueos

Últimamente en la tienda hay algunas discusiones con los clientes sobre la política de devolución de productos, mucha gente cree (equivocadamente) que tenemos la obligación de devolverle el dinero si algo no le gusta y entonces empieza una conversación absurda que se puede alargar toda la tarde.
Algunos clientes ponen una hoja de reclamaciones, otros juran no volver nunca más y hay otros que buscan detrás de la factura cualquier vacío legal que les de la razón. Aunque esta estrategia no se sostiene por mucho tiempo:

- Cliente: Pues aquí en las condiciones de venta (detrás de la factura) no pone nada de que no devolvéis el dinero.
- Banshee: Tampoco pone que lo devolvemos.
- Cliente: Errr, ehmmm bueno pues dame una hoja de reclamaciones.

¿Y porque os cuento esto? Pues porque hay otro grupo de clientes que después de estar discutiendo durante horas y visto que no consigue nada decide hablar directamente con el dueño de la tienda, entonces vas dentro, le comentas el problema y sale dispuesto a mediar con el cliente. ¿Y que hace mi jefe? Pues para evitar discutir durante más tiempo acepta devolverle el dinero, desacreditándome a mí y a todos mis compañeros que hemos aguantado estoicamente las embestidas del cliente furioso. A mi estas cosas me sacan de mis casillas, me da la sensación de haber estado perdiendo el tiempo para nada y además luego estos clientes te torean porque a la mínima vuelven a pedir hablar con el jefe (que ya saben de que pie cojea).

¡Saludos!

6 comentarios:

Privateer dijo...

No hay nada como ser jefe... La próxima vez se lo endosas a él directamente y te ahorras un disgusto.

Un saludo :-)

Privateer

Fran dijo...

Tienes que ser consciente que eres la infantería que para el primer golpe.

Si el cliente consigue pasar la prueba y no se rinde antes, pues llega hasta tu jefe.

Tú eres el parapeto de tu jefe, cuanto más bueno seas menos dinero tendrá que devolver él.

Saludos.

FranDJ.

Santeador dijo...

Pues la próxima vez directamente le manda el paquete (en toda la extensión de la palabra) a tu jefe y que se apañe.

MªJosé dijo...

Nada, a partir de ahora no te sulfures, cada vez que te llegue uno con ganas de tocar las narices y de que le devuelvas la pasta, le dices que tu no te encargas de ese tema, que lo lleva directamente tu jefe. No te compliques la vida. Si es tan capullo como para desacreditaros de esa manera (ante todo nunca hay que echar la culpa a un compañero o llevarle de este modo la contraria cuando lo está haciendo bien) tu tienes la libertad de ser tan capullín como para largarle estos marrones. He dicho.

Homotecno dijo...

Bueno, mi punto de vista igual no te va a gustar... pero si tú tienes orden de no aceptar devolver el dinero y luego tu jefe lo hace... pues es tu jefe y por tanto tiene el "poder" de hacer lo que le salga de los mismísimos.

Que sea una buena política o no es otro cantar, yo creo que si la norma es no devolver pues no se devuelve y punto, y ahí sí que creo que el jefe se ha pillado los dedos, pero al fin y al cabo es su decisión.

Esto no quita que entiendo perfectamente tu desazón, pero yo creo que deberías estar orgulloso pues tu has realizado tu trabajo bien, haciendo lo que se te pide que hagas de manera perfecta. Porque no nos engañemos, otros hubieran acudido al jefe a la primera de cambio sin hacer mucho esfuerzo.

Banshee dijo...

Jejeje nunca lo habia visto de esa manera, "Salvad al soldado Banshee" :P

En fin, lo que dice homotecno: la tienda es suya y hace lo que quiere, paciencia un dia me tocara la Primitiva y me montare mi propia tienda, con casinos y furcias...bahh paso de la tienda XD
(Bender dixit)

Saludos!!!